No (2)

Tengo un buen amigo latinoamericano aquí en Francia. Pronto se va a casar con su novia de muchos años, que es francesa y, también, amiga mía. El papá de ella es musulmán. Cuando se enteró de que su hija se casaría con un hombre de origen y creencias diferentes a las suyas, fue a su casa y la cogió a golpes. La agarró a puños mientras le jalaba el pelo, la tumbó al suelo y la agarró a patadas. Le reventó la nariz y la boca. Quién sabe hasta dónde habría llegado si no intervienen mi amigo y los vecinos para detenerlo. Ella quedó llena de moretones, con un dedo roto y con miedo de que regrese a golpearla otra vez. Ya puso la denuncia. Pero para nadie es fácil denunciar a uno de sus padres, y por eso también está angustiada y confundida.

Con una cosa así yo me vuelvo a preguntar qué putas tienen de bueno las religiones, y sobre todo las tres religiones monoteístas. Me dirán que no todo el mundo es así de extremista, que ese señor debía estar perturbado, que la religión trae algunas cosas buenas. No. Para mí, una sola persona que agarra a golpes a su hija, a su esposa, a su hermana o a cualquier mujer (u hombre, si es el caso) únicamente porque no comparte sus mismas creencias, es prueba suficiente de que la religión es estúpida y peligrosa. Y no es una sola persona: hay naciones enteras que giran en torno a la moral podrida de alguna religión. Irán es un caso extremo. Colombia es un caso moderado.

Las religiones son estúpidas porque inducen comportamientos en masa. Y son peligrosas porque muchos de estos comportamientos son descerebrados y violentos. Hoy volví a experimentar esa rabia conocida proveniente de alguna barbaridad cometida en nombre de una religión. La diferencia es que hoy le cayó el guante a una amiga mía.

¿Y qué opina Dios de todo esto? Hace poco, otra amiga colombiana comentó en su perfil de Facebook “Entre más se acerca uno a Dios, más se aleja de la religión”.  Pero si Dios existiera y en realidad fuera, como lo pintan, todo bondad y todo amor, no existiría algo tan despreciable como la religión. Otra prueba de que no existe. Tal vez Dios es un viejo senil e idiota que en verdad todo lo ve, pero prefiere quedarse quieto y no hacer nada. Tal vez todo este mierdero es una prueba para alcanzar su gloria eterna y la humanidad está fracasando.

En fin. Espero que mi amiga se sienta mejor pronto.

Imagen:
Ellen Rogers

Anuncios
Comments
4 Responses to “No (2)”
  1. brandy dice:

    >La violencia doméstica es un pecado contra Dios y contra la sociedad, Dios no quiere que las mujeres sean maltratadas, golpeadas, violadas o asesinadas; cuando ellas son golpeadas, Dios está sufriendo con ellas. Recuerda que también un hombre justo padeció injustamente; Jesús de Nazaret fue víctima de violencia. Lo que tu dices es un acto de herejía. Yo soy religiosa y no avalo ni promuevo la violencia en el hogar.

  2. Anonymous dice:

    >Hay un dicho popular que dice "Porque te quiere te aporreo" que viene de la religión católica de partesde la biblia que hablan que hay golpeatr a los hijos, y ni hablar del islam que los líderes hombres dan discursos con instrucciones sobre como se le debee pegar a una mujer. Las dos son religiones misoginas y estoy de acuerdo en que son peligrosas.

  3. ju&n& dice:

    >qué cantidad de odio qué cosas tan agresivas dices!! que Dios Todopoderoso te perdone porque seguro no sabes lo que estas diciendo

Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] le gustó este texto, tal vez le guste: No (2) Una dosis de lucidez británica Otra dosis de lucidez […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Books & Reading Blogs - BlogCatalog Blog Directory