Tumores benignos tumores malignos

La Iglesia católica es el pus secretado por la pústula infectada del tumor de la religión católica. Y Dios no es más que una alucinación colectiva.

La inviabilidad de la religión proviene de su carácter de fenómeno colectivo. Puede que las alucinaciones individuales permanezcan en el gelatinoso terreno de lo subjetivo (Dios me habla y usted no puede demostrar lo contrario), pero cuando se convierten en una dinámica grupal de la cual hay que formar parte para que exista siquiera (lo llaman tener fe), dejan de llamarse “alucinaciones” y se convierten en simple y llana desorientación compartida.

Si esto permanece en el armario (todo el mundo tiene sus locuras) su injerencia en la sociedad es baja y puede convertirse incluso en una fuente de tranquilidad para algunos. Algo así como un tumor benigno que causa poco daño si no pasa de ser una mascota escondida, un oso de peluche ciego para abrazar en medio de la noche cuando rondan los fantasmas del pensamiento irracional. Pero cuando el tumor es alimentado por el hedor de las multitudes, crece, se inflama, y se convierte en maligno. Las sectas religiosas, los creyentes que recurren a la Biblia hasta para comprar papel higiénico, la sucia Iglesia católica y sus putas de sotana y mitra, son tumores hinchados y purulentos que contaminan todo lo que tocan.

Tal vez el problema no sea la religión en sí misma, sino los imbéciles que adoctrinan, controlan y siembran la ignorancia con base en ella. Tal vez el problema no sea creer en Dios, sino los imbéciles que convierten su fantasía en norma colectiva, en una presunta verdad inmutable que arrastra a otros individuos con su babaza rancia de caracol místico al interior de su seno de confusión medieval. Esos mismos imbéciles que se deleitan deslegitimando tanto los procesos de la razón como los actos impulsivos, es decir, el noventa y ocho por ciento de los actos humanos: pensar es malo porque nos lleva a dudar de la existencia de Dios, tirar es malo porque nos conduce a estados hedónicos desligados de la espiritualidad. No tenga criterio, no aprenda a discernir, no sienta placer. Mejor ore y ame a Dios sobre todas las cosas, persígnese con una mano y cástrese con la otra, y luego péguese un tiro en la sien.

Al final de cuentas, lo más probable es que Dios ni siquiera exista, porque si existiera, sería un hijueputa. Éste sí se salva de las manos de la guerrilla, éste sí merece otra oportunidad. Pero ustedes cuatro no: tiros de gracia en la nuca porque así lo quiero, porque soy omnisciente y todopoderoso y puedo hacer lo que se me dé la gana. Dios trabaja en formas misteriosas.

Pero no. Los hijueputas somos los humanos. Dios no es más que un muñeco de barro hecho a nuestra propia imagen y semejanza: una vulgar réplica del más imbécil de todos los mamíferos.

Si le gustó este texto, tal vez le guste:
No (2)
Una dosis de lucidez británica
Otra dosis de lucidez británica

Imágenes:
Michael Slack

Anuncios
Comments
13 Responses to “Tumores benignos tumores malignos”
  1. Muy en su línea, no puedo hacer mucho más que coincidir plenamente.

  2. sandra dice:

    tan crudo y real como la vida misma!! muy buen articulo.

  3. Alias Tropo dice:

    Un escrito lleno de rencores, lugares comunes, odio puro. ¿Cuál es su aporte? Parece que se reduce a reproducir el esquema del “blogger” promedio: cuando se le suben las hormonas suministra un golpe de polución en la red.

    Probablemente busca atraer lectores, contradictores y quiere crear controversia. Es lo normal. “Dios es un hijo de puta” dice aquí con cierto desparpajo buscando algún efecto.

    Fácil lectura: es una manera adecuada y sobretodo ruda de hacerse un nombre en la red. Lástima que el insulto que larga sea tan torpe que no genera la controversia esperada, en realidad no lo está haciendo suficientemente bien para que realmente le funcione. Cada frase resulta pobre y predecible. Entristece pues no parece tener nada autentico que decir.

    Sobre la cuestión de la no existencia de Dios, tal vez podría abordar el tema de una manera más seria ya que un estudiante de octavo grado de bachillerato haría un mejor ensayo. Usted se limita al lamento barato, a la queja fútil, al insulto abyecto y fácil. Por eso, desde un punto de vista teológico, contradecir y echar abajo cada uno de sus flacos argumentos sería un juego de niños.

    Entonces cuando deje de ser facilista, se esfuerce un poquito y escriba algo sobre el tema sin que intervengan sus hormonas masculinas, podríamos discutir.

    Antes solo podemos reír.

  4. Ricardo dice:

    Muy acertado, sabio comentario, solo que si le retirara las palabrotas pondría a los piadosos menos a la defensiva y con menos armas para atacar.

    • Nykolai D. dice:

      Tiene razón. Sin embargo, a veces el mensaje de un texto solo resulta acorde con lo que se siente y piensa recurriendo a palabrotas.

      • Ricardo dice:

        Gracias por tu respuesta, pienso igual que tu y me refiero a Dios de la misma manera, solo que con esa actitud he tenido problemas con casi todos los mortales comunes ya que se sienten atacados por mi siendo que solo me refiero a ese Dios con el que nos manipulan a diario los gurús, pastores y curas.

  5. Edilberto Rivera dice:

    Solo toma unos minutos no tengas miedo y experimenta la verdadera existensia de DIOS ARRODILLATE NO TENGAS MIEDO PIDE PERDON..Pidele a Dios algo imposible pero pidacelo con fe.haslo con valor no tengas miedo.todo lo que dices es puro temor al todo poderoso

  6. Nykolai D. dice:

    Está bien. Dios: te ruego mejores la ortografía de mis lectores cristianos.

  7. feristoteles dice:

    Edilberto: Sólo toma unos minutos, no tengas miedo y experimenta la verdadera EXISTENCIA (con C) de la lectura. Arrodíllate (con tilde), no tengas miedo, pide perdón (con tilde) a Cervantes y todos los demás escritores… pídele (con tilde) al diccionario algo imposible (como es que aprendas a escribir), pero pídeselo (con coherencia en el “tuteo”, con tilde y con S) con fe. Hazlo (con Z) con valor, no tengas miedo, dejar de ser ignorante no te llevará al infierno, todo lo que escribes es puro temor a leer algo que te haga estrenar el cerebro.

Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] le gustó esta diatriba, tal vez le guste: Tumores benignos tumores malignos No te atrevas a ofenderme pedazo de […]

  2. […] Si le gustó este artículo, tal vez le guste: Miércoles de no solo ceniza Tumores benignos tumores malignos […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Books & Reading Blogs - BlogCatalog Blog Directory