«Usted es una mamacita»

Mañana comienza en Bogotá el 12 Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe, que tiene como eslogan «Desatar, desnudar, reanudar». En Colombia, país infectado de machismo hasta el tuétano, un evento como éste no solo es pertinente sino necesario. Como siempre me ha interesado el tema, decidí escribir solicitando detalles. La respuesta de las organizadoras me sorprendió:

«El Encuentro Feminista es un espacio pensado para el “encuentro” y participación de mujeres feministas. En este sentido, no se incluye la participación de hombres en el mismo».

Nunca se me habría ocurrido que para ser feminista era necesario tener útero. Lo sentimos, nos encantaría que nos acompañara a desatarnos, desnudarnos y reanudarnos, pero su pene sin duda se interpondría en el camino. Lástima.

Sin embargo, mi opinión general sobre el feminismo no cambia con esta negativa. De hecho, admiro a las personas que se embarcan en labores acordes con ideales feministas. Y pienso que Carolina Sanín tiene razón al decir que es escandaloso que no haya más feministas en Colombia.

Por supuesto, no todo el mundo está de acuerdo conmigo. Ayer un director de videos colombiano comentó en su twitter: 

«Las mujeres feministas son tan irritables e insoportables como los hombres machistas».

Para entender el porqué del tono de berrinche en su comentario, es importante conocer la historia detrás: el twittero es (o era) un admirador de una artista colombiana que aborda en su obra el tema de los estereotipos de género desde un enfoque que podría considerarse feminista. El director, inspirado, acudió a la muy colombiana expresión «Usted es una mamacita» para hacerla partícipe de su admiración. Ella, por supuesto, lo mandó al carajo, y él, humillado, comparó a las mujeres feministas con los hombres machistas.

El mismo individuo había comentado unos minutos antes: «Me perdí de algo? no, nada interesante… seguiré con mi vida gay». Tal vez creyó que, por ser homosexual, decirle «mamacita» a una mujer pasaría como un acto insignificante. ¿Y acaso los comportamientos machistas son propios de los hombres heterosexuales? Pues si el derecho a ser feminista de una persona depende de la presencia de útero y ovarios en su vientre, podría ser.

Pero no. Hace unos meses, en este artículo que escribí sobre la homofobia en Colombia, un lector comentó «El problema no son los maricas, sino los imbéciles». La frase viene como anillo al dedo en este caso: que un homosexual se comporte como un imbécil no quiere decir que haya algún problema con la homosexualidad. La contradicción evidente de decir que las feministas y los machistas son igual de insoportables luego de llamar «mamacita» a una mujer no tiene nada que ver con el hecho de ser homosexual. El twittero dolido ni siquiera es un auténtico machista, simplemente es un imbécil.

La misma lógica aplica en el caso del Encuentro Feminista. El problema no son las feministas, sino los imbéciles (¿las imbécilas?) que piensan que para ser feminista es indispensable ser mujer u odiar a los hombres. No sé si ése sea el caso de las organizadoras del Encuentro (tal vez el plan sea desnudarse y anudarse entre mujeres, algo así como un congreso femenino de S&M), pero definitivamente no es el caso de la mayoría de los movimientos feministas hoy en día. Todo lo contrario, casi todas las feministas que he conocido son personas brillantes; y algunas de esas personas son hombres.

Y aquí aparece la gran diferencia entre el machismo y el feminismo. Mientras no hay que ser feminista para ser un imbécil, ni se es un imbécil por el hecho de ser feminista, un machista sí es, sin excepción, un grandísimo imbécil. Desde el hombre promedio que se cree dueño de las vidas de sus hijas o esposa(s), hasta los hombres con poder que se embarcan en cruzadas de clientelismo moral, como nuestro muy imbécil procurador y sus putas del partido conservador (con el perdón de las prostitutas, si alguna estuviera leyendo).

La expresión «Usted es una mamacita» es un ejemplo menor de imbecilidad, muy común en nuestro país. Si bien el término «mamacita» es insignificante en muchos contextos, recurrir a él para adular a una mujer demuestra un nivel cuestionable de creatividad e intelecto, además de un extraño deseo, un tanto perverso por decir lo menos, de comerse a la mamá.

Punto para Freud.

Si le gustó este texto, tal vez le guste:
Estrenando la picana eléctrica
Tayrona Tropic
Bala para el que no quiera paz

Imágenes:
Brendan Danielsson

Anuncios
Comments
13 Responses to “«Usted es una mamacita»”
  1. Anonymous. dice:

    De acuerdo con todo, aunque un poco cuadriculado el punto de vista. Se entiende, pero decir que hay complejo de Edipo al decir mamacita, y calificarlo de falto de creatividad es como preguntarme porque comento anónimamente. Porque si. Porque se puede decir de muchas maneras, intenciones, etc. Y nunca deja de valer.

    • Pascual Suescún dice:

      Respetando la opinión del autor, no comparto pensar que emplear el adjetivo mamacita para expresar un elogio,cualidad o piropo corto a una fémina sea machista o de imbéciles a menos que se realice en una situación, tono,lugar o forma inadecuada seria como pensar que una mujer o persona (LGBT) le dice papacito al tipo que quiere elogiar; otra cosa es que el adjetivo llegue a una persona de mal humor o que se sienta ofendida por las palabras o la presencia de quien emplea el adjetivo.

  2. Anónimo dice:

    Decirle mamasita a una mujer es un piropo, mejor dicho casi una tradición cultural. No necesariamente es una manifestación de machismo y por eso no hay motivo para que las mujeres se ofendan, a menos de que se pronuncie con un tono irrespetuoso. Las feministas exageran al exigir que no les digan de tal manera porque igual ellas también le tienen apodos a os hombres, entre ellos papasito. El machismo es algo mucho más grave como maltratar a una mujer. Hasta estoy de acuerdo con los hombres que controlan la vida de sus hijas y ni hablar del procurador y los conservadores. Pero mamasita no me parece tan grave.

  3. Boris Wolkow dice:

    A mí también se me ocurrió una vez participar en una carrera de 10 km destinada a recolectar fondos para la investigación del cáncer de seno. Creo que participar en la carrera valía 30,000 pesos y le daban a los corredores una camiseta rosada con un par de manos dibujadas sobre el pecho; bastante insinuante y provocativa para los respetuosos hombres colombianos. El hecho es que yo estaba dispuesto a pagar por participar en la carrera, sin asegurar que me pusiera la camiseta, y cuando envié el correo con la solicitud me contestaron que estaban agradecidos, pero que la carrera es solo para mujeres. Es realmente absurdo y estúpido, valga la palabra, rechazar la donación, porque correr solo es gratis, con ese pretexto. Para cerrar el cuento, al día siguiente salió en el periódico que no se había recolectado suficientes fondos por falta de participantes (de mujeres) y que el evento no podría volverse a repetir…
    Es un cuento chistoso a pesar de todo.

  4. A mi es que cualquier cosa terminada en “ismo” ya me hincha soberanamente las pelotas. Pero bueno, así es la gente, se pegan de conceptos, doctrinas o cualquier cosa absurda con tal de sentirse identificado y “pertenecer” a algo, cuando no hay nada mas lindo que ser libre, o al menos lo más libre posible.

    • Julián, si por cuenta de sus prácticas de alpinismo se ve obligado a incurrir en un abstencionismo forzado que lo conduzca al onanismo (es solo un modismo), le recomiendo el ateísmo para evitar cualquier manifetación innecesaria de autoritarismo o moralismo. Ahora bien, las pelotas hinchadas pueden ser un síntoma de macroorquidea y si vienen acompañadas de una marcada curvatura peneana puede ser priapismo (un “ismo” que no se puede pasar por alto), pero sepa que su metabolismo no se verá afectado ni por su consabido canibalismo ni por su materialismo siempre que evite a toda costa el costumbrismo, porque eso sí puede conducirlo a un muy negativo pragmatismo (incluso con visos de sadismo) que lo lo alejaría sin remedio de su apreciado liberalismo. Por lo tanto, le recomiendo persiga ese delicioso hedonismo libre de todo idealismo para que su anhelada libertad sea algo más que un eufemismo y su salud no se vea afectada por el conformismo, o peor aún, por el paludismo.

    • Jajajaja, muy creativa su respuesta Nico, la verdad si me da a elegir entre todos esos Ismos, me quedo con el de Onán, aún cuando sea una malinterpretación histórica. Saludos

  5. Uyy, lo de Freud sí que no va (consíderese a las MILF’s, por ejemplo… o el hecho de que el psicoanálisis es una pseudociencia). Tampoco comparto mucho lo de que “mamacita / mamasita” sea una imbecilidad. Ciertamente al personaje le falta creatividad e imaginación para dar un piropo, pero decir que le gusta la belleza de una mujer no es una imbecilidad per sé. Otra cosa es que se deshaga en elogios al físico por el trabajo intelectual de la dama (aunque hay casos de enamorados que llegaron a ese estado desde la perspectiva intelectual y luego les gustó la persona en su totalidad, físico incluido).

    ¡Y sí es una imbecilidad esa respuesta que le dieron! Es que eso ya deja de ser feminismo, y pasa a ser hembrismo (discriminar a los hombres con base en su sexo, porque su pene podría interferir) o como lo han llamado algunos, feminazismo, aunque para algo tan trivial creo que ese segundo término se pasa unos tres pueblos.

    • Nykolai D. dice:

      Es cierto que decir que una mujer nos gusta no es una imbecilidad en sí misma, pero sigo pensando que el término “mamacita” sí lo es. Por otro lado, el piropo vino acompañado de la mención de que no le gustaba su arte (que es lo de menos porque el gusto artístico es algo subjetivo) así que al final no pudo saberse si era en serio o en chiste. El punto es que hay maneras más inteligentes de adular a una mujer, trátese de un cumplido a su físico o a su intelecto, o de una gran ironía con pretenciones de broma.

      Lo de Freud es un recurso retórico. Ni siquiera consideraría al psicoanálisis una seudociencia… creo que se acerca más a una religión: necesita de demasiada fe para que funcione.

  6. Leo C. dice:

    Siempre he dicho que hay quienen descalifican la fe de las personas, las materias o las ciencias que ellos desconocen porque no les “funcionan” . Pero hay gente así, que descalifica las cosas por simple ignorancia. Es de lo más común.

Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] sí le gustó este texto, tal vez le guste: El líder corporativo más hermoso del mundo «Usted es una mamacita» ¡Ex! […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Books & Reading Blogs - BlogCatalog Blog Directory