Protestemos todos

Manezhnaya-Square3Hoy es el día del trabajo. Salgan a marchar, congresistas trabajadores. Protesten para reclamar sillas más cómodas en el Capitolio, corbatas menos apretadas, jornadas de sueño más largas, ruanas, almohadas y canelazo para el inclemente despertar luego de que las leyes poco importantes ―las que tienen que ver con educación, salud y trabajo― sean descartadas por sus colegas en debates de dos o tres minutos.

Protesten, ustedes también, defensores del matrimonio homosexual. Salgan a protestar, sin importar que querer casarse en pleno siglo XXI en un país encadenado por el yugo de la Iglesia católica sea luchar por prolongar la aberrante institución del matrimonio, por prolongar esa lógica moralista de los cristianos más obtusos que a ustedes tanto detestan. Protesten, pero no olviden que, así les sea reconocido su derecho de contraer matrimonio «por lo civil», su lucha es, al final, una pataleta infantil para legitimar que una figura de autoridad subida en un arrogante pedestal de poder autoinfundado, reconozca su unión por medios institucionales y diga: «Los declaro marido y mujer, o marido y marido, o mujer y mujer».

O luchen, mejor, porque no los jodan si deciden irse a vivir juntos ―¿unión libre, se llama eso?― y deslíguense de la necesidad de pedirle permiso a nadie para manosearse, besarse y tomar una ducha juntos. Luchen por tener todos los derechos que tiene una pareja heterosexual que ha convenido compartir vivienda, cama y ropa interior (hay quienes gustan de esos juegos) sin necesidad de firmar un papel. Luchen para que sean menos señalados, para que tengan que hacer menos ruido: pasar desapercibido es señal de aceptación.

Por otro lado, olvídense, si son pareja del mismo sexo, de la posibilidad de adoptar en la República Parroquial de Colombia. Llegará una mujer negra a la presidencia antes de que nuestros venerables legisladores acepten que la palabra «familia» dejó de representar, hace tiempo, el cuadro de un par de niños leyendo la Biblia mientras el hombre de la casa le pone el ojo morado a su mujer por no planchar bien sus camisas.

Protesten, ustedes también, defensores de la moral y las buenas costumbres, contra la oleada de libertinos que defienden el aborto y la píldora del día después, contra esos hijos del demonio que les impiden trabajar, trabajar y trabajar para robar, robar y robar un poco más; para seguir penetrando, sin condón, la vagina estrecha de esta pobre Colombia violentada por la Iglesia católica desde los días del glorioso Rafael Núñez.

Protestemos todos ―estoy seguro de que nos escuchan― por una jornada laboral más justa, un salario mínimo que alcance para comer tres veces al día, un sistema de salud que no deje morir a la gente en el corredor de un hospital con olor a papaya y pescado, un Estado que nos proteja contra la violencia, la indiferencia y la ignorancia. Protestemos contra los sueldos que ganan los congresistas por su ardua labor de rascarse los oídos y apretarse las manos con la garganta caliente de tanto whisky. Protestemos porque en este país medieval ―me equivoco, en la Edad Media los curas eran personas respetables― nadie da un peso por la situación de obreros y trabajadores.

O mejor, protesten ustedes. Yo me quedaré en mi casa rezando. Seguro sus protestas y mis oraciones, juntas, tendrán un efecto profundo en el futuro del país.

Drinking1¿Le gustó este texto? Tal vez le guste La casa de las bestias, mi nueva novela, muy pronto en las principales librerías del país.

Imágenes por Dima Rebus

Anuncios
Comments
2 Responses to “Protestemos todos”
  1. JM Rico dice:

    Fuerte, irónico y elocuente…comparto el dolor por este país y la indignan incesantes, en un día como hoy, sin embargo dos observaciones:
    Respecto de los homosexuales, creo desde mi experiencia de trabajo, que más allá de legitimar, lo que buscan es quebrantar los ideales de la “figura de autoridad subida en un arrogante pedestal de poder autoinfundado” en el cual creen sus familias, vecinos y empleadores, fantasean con la agonía de ese machista que se ve obligado a doblegarse y a casarlos… No es para nada extraño querer ser reconocido por quien te segrega (el sistema); como un niño abandonado que busca el amor maternal, es ese amor el que desea y no otro. No imagines que exigir este derecho lo inhibe de practicar la unión libre.

    Sobre las movilizaciones tengo sentimientos encontrados, comparto que hoy nada cambia para este país, pero no hacer NADA es mucho peor, una comunidad que no se moviliza no exige, permite y aguanta, NO CAMBIA y su peor aliado es el silencio, porque vive la miseria entre cuatro paredes. Creo y deseo que los grandes cambios de este país se den de abajo hacia arriba, desde las comunidades, generando consciencia, para que perduren, sean justos, tengan sentido y porque ademas arriba no hay sino mierda. Entonces invito a cada profesional a centrar su labor, oportunidades económicas y académicas a dar un paso más allá de criticar, debatir, opinar, eso esta en el mundo de las ideas, es necesaria un cuota de acción para apoyar pequeños cambios.
    Saludos y felicitaciones por el blog.

    • Nykolai D. dice:

      Tienes razón, el reconocimiento de quien segrega (así sea porque no tienen más remedio) es importante. Y las movilizaciones lo serían en este país si sirvieran de algo en el plano de lo práctico. Me explico: no creo que hoy en día salir a marchar a la calle tenga algún efecto real en las leyes del país o la mentalidad de sus gobernantes. Lo que no quiere decir que no haya que hacer nada. ¿Pero marchar? Inútil, en el sentido práctico.

      Gracias por el comentario, síguete pasando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Books & Reading Blogs - BlogCatalog Blog Directory