La ley Lleras y el pirata sin cerebro

Estimado Pirata:

Usted y yo nos parecemos. Ambos hemos bajado música, películas y textos de internet. Ambos hemos justificado nuestros actos ―que algunos llamarían «cuestionables», «incorrectos» e incluso «criminales»― a través de razonamientos a veces válidos y a veces no tanto. Ambos pensamos que, siempre que no se utilicen estas obras para obtener lucro personal y se les dé crédito a sus autores, no estamos haciendo nada malo.

Ahora, con la posible entrada en vigencia de la ley Lleras, que supuestamente busca defender los derechos de estos autores, nos hemos preguntado si alguien nos perseguirá. Y nos hemos respondido que sí, porque si en algo nos parecemos, amigo Pirata, además de que nos gusta la cerveza y el olor de los discos nuevos, es en que somos paranoicos. Entonces hemos pensado que nos van a joder con esta ley, que nos van a caer encima por habernos bajado el último de Calle 13 solo para ver qué tal sonaba, porque alguien nos dijo que estaba bueno.

También nos parecemos en otras cosas. A ambos nos ha molestado leer a ciertos columnistas que aseguran que esta ley no esconde nada peligroso detrás y escuchar a algunos autodenominados expertos decir, con un tono de superioridad moral parecido al que a veces usa nuestro parroquial procurador, que es fundamental hacer respetar los derechos intelectuales de los artistas de Colombia. Fundamental, cómo no. Fundamental es el derecho a la vida, que el Estado colombiano lleva años tratando como basura inservible, algo que solo  merecería, tal vez, la música de Juanes.

Sin embargo, nos diferenciamos en un punto, pana Pirata: usted rechaza la ley Lleras por la desconfianza que le despierta su texto impreciso de naturaleza opresiva (y tiene razón, muchos de sus argumentos ―algunos se pueden leer aquí― me parecen válidos), mientras que yo, con más vísceras y menos cerebro, la rechazo porque ya no confío en la maquinaria política de este país dirigido por ladrones, mentirosos, uno que otro asesino y un procurador que se cree cura. La rechazo porque no me como el cuento de que a estos cínicos de corbata les importe algo más que el pago de su próxima comisión. La rechazo porque no me parece creíble que el Estado quiera defender los derechos intelectuales de los artistas cuando no se cansa de pisotear los derechos más básicos de la población.

Sobre todo, amigo Pirata, diferimos en que usted quiere abordar el debate con argumentos y yo, no. Debatir este proyecto de ley es legitimar el hecho de haberla propuesto en un principio, es legitimar a su ponente y sus defensores, ignorando deliberadamente que su única intención real es que Estados Unidos esté bien cómodo cuando le clave a la muy católica Colombia, su falo gigante infectado de TLC.

Pero ya que se lanzó a debatir (y me alegro que lo haya hecho, alguien tiene que hacerlo) espero que gane. De verdad. Le deseo que lo escuchen, que no lo censuren y, sabiendo a quiénes se está enfrentando, que no lo vayan a dejar manco, con una pata de palo y un parche en el ojo. Espero que sus argumentos logren frenar esa ley de mierda y que, un día, los políticos colombianos se concentren en cosas realmente importantes, como garantizarles educación, trabajo y paz a quienes más lo necesitan.

Así es: hoy se me permite soñar utopías. Pero solo porque no estoy usando el cerebro.

Información adicional:
Borrador de la ley Lleras
El más allá (III), columna de Carolina Sanín
Operación #leylleras, artículo de Sergio Augusto Ovalle
Pros y contras de la ley Lleras, artículo de Semana
A la futura ley Lleras le falta debate, artículo de El Colombiano

Imagen:
Eric Fischl, The Travel of Romance, Scene II (1994)

Anuncios
Comments
8 Responses to “La ley Lleras y el pirata sin cerebro”
  1. esloded dice:

    “mientras que yo, con más vísceras y menos cerebro, la rechazo porque ya no confío en la maquinaria política de este país dirigido por ladrones, mentirosos, uno que otro asesino y un procurador que se cree cura. La rechazo porque no me como el cuento de que a estos cínicos de corbata les importe algo más que el pago de su próxima comisión. La rechazo porque no me parece creíble que el Estado quiera defender los derechos intelectuales de los artistas cuando no se cansa de pisotear los derechos más básicos de la población". Interesante tu opinión, ellos lo llaman "producción cultural" y ademas dicen estas falacias "Proteger los derechos de autor es condición esencial para el avance del conocimiento y para la creación de cultura" por Juan Francisco Ortega Díaz(@Germa_Vargas es su Súper héroe favorito). Si, Cierto que los políticos de este país son una mierda de esa Curruta.

  2. GreyCharles dice:

    No hay que ser tan negativos la ley de proteccion a derechos de artistas puede traer cosas buenas para la cultura en Colombia, para empezar no van a perseguir a nadie sino forzar a los servidores de internet a retirar el material intelectual que no les pertenerce(canciones, etc) de su página, tambien va a darle empuje a la direccion nacional de derechos de autor para que crezca y se consolide como organizacion. Estos proyectos hay que apoyarlos porque en un pais como Colombia no es comun que la gente se preocupe por sus artistas y aunque muchos dicen lo contrario, esta ley sí servirá para protegerlos.

  3. A los lectores:Algunos comentarios se han borrado por problemas internos de Blogger. Si eso pasó con el suyo, no dude en volverlo a escribir (claro, si se acuerda cómo era).Apenas tenga tiempo, mudo mi blog para WordPress. Mil disculpas.

  4. Cristian Lozano dice:

    El problema señor es que estan tratando de regular internet y lo estan haciendo personas que no son expertos en el tema, creame que lo peor que le puede pasar a la humanidad despues de tanta sangre que se derramo por la libertad y derechos de muchas cosas, ahora traten de regular internet. Colombia solo coje las cosas malas de los paises mas atrasados como España, nunca los gobernadores colombianos han sabido preever el futuro, para solo un ejemplo panama, y ahora quieren trabar internet. por algo se empieza

  5. Gusano dice:

    Unos meses después de tu publicación vuelvo a este texto por casualidad. No puedo evitar decirte lo que pienso.
    Respeto tu postura frente a la Ley Lleras porque la comparto plenamente, pero también comparto la que no compartís, porque no se oponen. Y con igual respeto te digo: qué estereotipo ingenuo y limitado de lo que son los piratas (suponiendo que sólo son ‘piratas’ los que se manifiestan en contra de la Ley). ¿Por qué referirse a un pequeñísimo grupo de piratas que responde a características como la ingenuidad política? o como el gusto por la cerveza, por los discos nuevos o por el pop? Somos personajes de índoles variadas y filiaciones variopintas quienes nos manifestamos de muchas maneras frente a la ley aquella; lo mismo los ‘piratas’.
    ¿O fue sólo un simple dispositivo (Carta al Joven Pirata Autómata) para decir que no la defendés porque no querés entrar en debates, o sea por pereza, o por que no se te da la gana ya (“usted quiere abordar el debate con argumentos y yo, no”)?
    Esta manifestación en contra de la ley, porque lo es y de las más válidas, se neutraliza con la ridiculización (consciente o no) de sensatos oponentes de esta hipocresía.

Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] le gustó este texto, tal vez le guste: Revolquémonos La Ley Lleras y el pirata sin cerebro Voy a votar por […]

  2. […] La ley Lleras y el pirata sin cerebro By: Nicolas Diaz […]

  3. […] La ley Lleras y el pirata sin cerebro By: Nicolas Diaz […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Books & Reading Blogs - BlogCatalog Blog Directory