Contradígame

Si usted llegó a este blog y encontró una buena cantidad de escritos que atacan a la iglesia católica y a los cristianos frenéticos, defienden una postura crítica y se identifican con una lógica realista a la hora de desarrollar un tema, intente no sacar apresuradamente la conclusión fácil: “Este individuo es un ateo fanático que odia a los católicos”.

Empecemos por ahí: no odio a los católicos. Muchos de mis familiares y amigos cercanos los son. Tengo, eso sí, un serio problema con los creyentes que no pueden dejar de adoctrinar a la gente. Sin embargo, algunos católicos pensantes me inspiran respeto, por ejemplo, aquellos cuyo sistema de creencias es el resultado de un proceso personal de reflexión y, por lo tanto, han elegido no formar parte de la Iglesia, institución que sí me parece ―por razones que expongo en otros textos― una fuente inacabable de corrupción y retroceso.

Tampoco quiero convertir a la gente en atea. Cierto, yo me considero ateo en el sentido estricto de la palabra: sin dios. No creo en deidad ninguna y tengo mis razones para ello. Pienso que prescindir de dios estimula el pensamiento y la reflexión en los individuos, y favorece el progreso y el crecimiento de las naciones. Por algo los países menos violentos del mundo son los menos religiosos. Ahora bien, si usted tiene sus creencias y sabe por qué las tiene, bien por usted. Yo simplemente no comparto su postura, cosa que le voy a hacer saber en los espacios que se presten para ello.

Esa es una de las funciones de este blog, pero no la única. También abordo otros temas intentando comunicar por qué pienso lo que pienso a través de distintas estrategias. No es un blog de ensayos académicos. Aquí hay cuentos, artículos, diatribas y simples divagaciones a veces desorganizadas. No soy un experto de las letras, pero trato de ser consistente y riguroso con mis textos.

Lógicamente, hay personas a quienes no les gustan mis opiniones. Recientemente, algunos lectores me han tildado en sus comentarios de pretencioso, sectario, pedante, intransigente, resentido y enfermo; incluso un cibernauta inspirado me acusó de ser tan peligroso como un talibán fundamentalista. Dichos rótulos derivados de la frustración me tienen sin cuidado; el problema es que los puntos de vista, tanto los míos como los del lector, están inevitablemente cayendo en saco roto.

Soy consciente de que en ocasiones acudo a términos fuertes en mis escritos. Creo que existen dos formas de usar “palabras agresivas” en el contexto de la escritura: por un lado, están las personas que las usan como salida fácil por cuenta de su pereza o carencia de argumentos, acudiendo a ellas para desaprobar deliberadamente la postura del interlocutor. Tal es la naturaleza de los comentarios que he recibido hasta el momento de lectores en desacuerdo.

Por el otro, hay quienes utilizan las palabras fuertes como herramientas persuasivas y estilísticas para realzar el apasionamiento por un tema, resultando adecuadas y muy efectivas si son coherentes con la propuesta retórica, se utilizan con moderación y vienen de la mano de una tesis argumentada.

Cuando yo me sirvo de tales expresiones “agresivas”, me esfuerzo por hacerlo de una manera no arbitraria y apoyándome en procesos argumentativos válidos. El sarcasmo y la ironía pueden contribuir en ocasiones a hacer mi postura ideológica un tanto hermética, y, es cierto, algunos de mis argumentos (sobre todo en mis primeras entradas) pueden pasar por “caprichosos” ―como los llamó otro lector― en razón de su desarrollo superficial o su excesiva brevedad. Sin embargo, siempre trato de que mis textos, incluso los más cortos y menos profundos, contengan una postura clara y un razonamiento medianamente estructurado.

Por el contrario, entre los comentarios de lectores en desacuerdo no hay uno sólo, léase bien, ni uno sólo que ponga en tela de juicio mis afirmaciones por medio de contraargumentos organizados. ¿A qué se debe esta absoluta intransigencia de los detractores de mis ideas? Sí, esa es la definición de intransigencia: la incapacidad de aceptar o al menos de intentar comprender los argumentos con los que no se está de acuerdo.

Me dirán: “pero usted tampoco acepta posturas contrarias a las suyas”. Falso. Seré radical en mis opiniones y exigente con los argumentos de quienes no las comparten, de la misma forma que lo soy con los míos. Pero no me considero una persona intransigente: cuando alguien está en desacuerdo conmigo me gusta que me lo diga, especialmente si se esfuerza por exponer sus razones de manera coherente. Más de una vez he replanteado mis puntos de vista después de una discusión sustanciosa con un contradictor.

De esta manera, hoy he decidido comenzar una nueva sección de mi blog llamada CONTRADÍGAME. Su principio es tan simple como suena: Se trata de una invitación formal a usted, lector, a que me contradiga cuando no esté de acuerdo con lo que lee. Intente explicar por qué le parecen absurdas, infundadas o incluso ridículas mis opiniones. Desbanque mis argumentos por medio de unos más fuertes y estructurados. Destruya mis tesis acudiendo a hechos, razones y retórica.

Yo seguiré escribiendo mis reflexiones sobre situaciones concretas, intentando salirme un poco de lo relativo a la religión, tema que ―lo reconozco― me apasiona y por lo mismo ha acaparado más de la mitad de mis escritos.

Por supuesto, si se queda corto de argumentos o si su inteligencia no le alcanza, no dude en insultarme. Pero por favor no espere, en tal caso, respeto alguno de mi parte.

Ya lo dije antes, no soy un experto de las letras, pero disfruto enormemente de escribir. Y pocas cosas me parecen tan agradables y productivas en el campo de la creación literaria como el debate y el intercambio de opiniones, tanto para el que lee como para el que escribe.

Así que qué espera, ¡contradígame!

Imagen:
Beth Cavener StichterPleasure (2006)

Anuncios
Comments
25 Responses to “Contradígame”
  1. Waldo Urrego dice:

    >Celebro la iniciativa! y acepto el reto, vamos a ver hasta dónde llega en discusión argumentada ( sin caer en la censura o en el insulto). En primera medida comedidamente le sugiero desbloquear el filtro de comentarios ya que le resta unanimidad democrática e interés a los debates tener que esperar a que usted apruebe lo que los demás dicen. Con su amiga la pintora, tuve una experiencia desagradable y con usted también: no aprobaron dos comentarios argumentados por el simple hecho de que no les gustaron; aunque yo pienso que fue porque no tenian como debatirlos con argumentos.(: Segundo, puede que tenga razón en que los países donde hay más ateos hay menos violencia, pero lo uno no lleva a lo otro. Simplemente los países "menos religiosos" tienen una capacidad superior para instruir a sus poblaciones contra la violencia bajo amenaza de sistemas policivos y de control muy poderosos, que van en detrimento tambien del nivel de libertad del individuo en otros aspectos. Evidentemente usted habla de Europa y América del norte. Igualmente se puede decir que en ESOS países más ateos (la expresión "menos religiosos" me parece bastante problemática) (1) el índice de suicidio es alarmantemente superior al del resto de países "mas religiosos". El consumismo, el materialismo y el individualismo son problemas ligados también a la ausencia de creencias en algo más allá, no? Ahora esto: “No creo en deidad ninguna y tengo mis razones para ello. Pienso que prescindir de dios estimula el pensamiento y la reflexión en los individuos, y favorece el progreso y el crecimiento de las naciones.“Bueno. Habla de unas razones para ello. Donde estan? De una vez, para la tesis, si afirma algo así tan “gordo“ debería al menos argumentarlo, cosa que hasta ahora no ha hecho racionalmente, ahora que usted mismo pide argumentos. Saludes.

  2. >“Con su amiga la pintora, tuve una experiencia desagradable y con usted también”No me venga con quejas infantiles. Primero, lo que le pasó con otras personas en otros blogs no es problema mío. Segundo, ¿se refiere a este comentario?“De ninguna manera debe agradecerme, solo digo cosas evidentes que usted ya sabe. No sé porque le perturban tanto. Sobre los insultos pues decepciona nuevamente, son de bajo perfil, me retiro, ya sé cómo termina esto y bueno que Dios lo lleve con bien!”Tiene razón, ¡qué cantidad de argumentos! xDComo no me interesa entrar en discusiones de comadres sobre cosas que ya pasaron ni pienso tolerar más cizaña de su parte, me permito enunciar una serie de normas a las que ud. tendrá que atenerse siempre que quiera seguir participando en este blog:1. No acudir a calificativos personales al construir un argumento2. No hacer referencia a personas a las que no concierne este blog3. No tener malos pensamientos.4. Utilizar frases cortas y claras.5. No incurrir en errores de ortografía o de sintaxis6. No opinar sobre aspectos funcionales del blog ni hacer sugerencias al respecto.7. No levantar falso testimonio ni mentir.8. No robar afirmaciones de terceros sin citarlas. 9. No asumir la posición de víctima para manipular la discusión a su favor. 10. No hacer berrinche ni recurrir a quejas infantiles por asuntos irrelevantes.Ya ha atentado contra varias de estas normas, pero como soy un ser misericordioso le daré otra oportunidad. Pero cuidado, porque también soy rencoroso y vengativo. Si reincide, será condenado al bloqueo eterno. Aclaro que estas mismas normas no se dirigen ni a otros lectores ni a mí mismo. En el caso suyo, sin embargo, serán aplicadas sin restricciones y al pie de la letra. La razón de esto es que yo he decidido que así sea, amén.

  3. >En cuando a la parte interesante de su comentario:Cualquier país tocado por la cultura occidental es afectado por el consumismo, el materialismo y el individualismo. Colombia no escapa de este fenómeno, aun siendo un país altamente religioso. Tampoco Venezuela con su socialismo bolivariano, pues Chávez ha logrado consolidarse como la perfecta caricaturización de las tres bajo un discurso anticapitalista.Con Uribe los sistemas policivos y de control han aumentado más que nunca, yendo en detrimento de la libertad individual y acudiendo a la violencia como medio y como fin, bajo el argumento de acabar con la violencia (?) y el narcoterrorismo en Colombia. Pero estos sistemas policivos no han reducido la religiosidad de la gente en lo más mínimo y hoy en día, de cada diez colombianos, nueve son católicos. Por otro lado, ¿no es el suicidio la manifestación más elevada de libertad individual que existe? Un católico lo pensaría dos veces antes de suicidarse por miedo a acabar en el séptimo círculo del infierno de Dante. Y no me venga con que entonces la religión es buena porque salva a muchos del suicidio. Usted habló de libertad individual y no existe acto más libre que el de inducir, por voluntad propia, la propia muerte.Por último, el consumismo, el materialismo y el individualismo NO son problemas ligados a la ausencia de creencias en algo más allá. Estados Unidos no es un país ateo en absoluto: allí el cristianismo en su rama evangélica es más fuerte e influyente que en cualquier otro país del mundo. Pero Estados Unidos también es la cuna y origen práctico del sistema capitalista, es decir, del materialismo, el consumismo y el individualismo. Y no es exactamente un país pacífico, promediando una guerra cada veinte años desde su independencia a finales del siglo XVIII. Claro que Colombia no se queda atrás, con su ir y venir de guerras internas y externas desde hace doscientos años. ¿No será que necesitamos de menos dios para reducir la beligerancia?

  4. Waldo Urrego dice:

    >Pienso en la derecha fascista que gobierna Francia y que tanto aman los franceses, pienso también en el odio hipócrita de esa población hacia Estados Unidos, pienso asimismo en las masacres colonizadoras constantemente perpetradas por los franceses hasta el día de hoy en diversos países africanos. Ahora bien, ¿todas esas realidades culturales europeas o francesas tienen que ver con los altos niveles de ateísmo de esas poblaciones?. Según entiendo los franceses son una sociedad bastante xenófoba, pero ¿esto a cuenta del ateísmo? Creo que NO o por lo menos no directamente, así que no se a cuento de qué usted hace todas esas relaciones entre el cristianismo y Colombia, Venezuela, Chávez, Uribe, Estados Unidos, etc. Lo que sí es evidente es que usted confunde términos como religión, religiosidad, espiritualidad, Dios, deidad, etc., tal vez porque no ha profundizado suficientemente en lo que significan y desconoce (y menosprecia) la importancia que tienen para los seres humanos dichos conceptos. Su análisis es hasta ahora bastante precario al respecto. Parece como si creyera que simplemente extirpando esas nociones es posible ir hacia un estado de civilización más avanzado. Es algo a mi modo de ver bastante ingenuo e ilusorio y parte tal vez de una idea progresista (usted habla de progreso), suficientemente cientificista por la cual (según entiendo) las sociedades con mas progreso y menos violentas son ateas y las más atrasadas, y barbarás religiosas. Sobra decir que ya no estamos en el siglo de las luces como tal vez lo pretendan aun los franceses a su alrededor como para salir con ese argumento. Pero además, nada que responde a la inquietud que marca cada comentario de su blog. Se la vuelvo a hacer si a caso no leyó bien: “No creo en deidad ninguna y tengo mis razones para ello. Pienso que prescindir de dios estimula el pensamiento y la reflexión en los individuos, y favorece el progreso y el crecimiento de las naciones.“Repito: habla de unas razones para ello. ¿Donde están?, ¿Tal vez son tan irracionales estas como su fundamentalismo anticristiano?. Pienso que para mí y para millones de personas, creer en Dios no disminuye en nada nuestra capacidad de pensar. Inclusive lo que usted dice (que por creer en Dios uno no piensa) es discriminar segun un principio totalmente arbitrario.Ahora decir que el suicidio es una manifestación máxima de la libertad individual si me parece una chorrada. Perdóneme la expresión. Lo de las frases cortas déjelas para la academia y sobre toda la cantidad de condiciones burocráticas que pone para participar en su blog me parece algo excesivo. Si sigue tan exigente los lectores perderemos el interes en aportarle puntos de vista distintos.

  5. Juan Carlos dice:

    >La Iglesia ha sido víctima de los ataques de las feministas y los ateos (a veces con buenas razones) sobre todo en la segunda mitad del siglo XX, y Dios y la religión son conceptos que se han tergiversado con los años gracias a los prejuicios tanto de creyentes como de no creyentes. Sinceramente encuentro innecesaria la discusión sobre la existencia de Dios por tratarse de algo personal e intransferible pues cada quien tiene derecho de creer a su manera. Yo personalmente creo en Dios pero no comparto la doctrina de la Iglesia por encontrarla bastante retrógrada en algunos temas, por ejemplo el de la planificación familiar. Planificar para no traer hijos indeseados al mundo está bien pero tampoco me parece bien que se eduque a los niños en detrimento de los valores familiares porque no es cuestión de llegar a un libertinaje absoluto. Estoy seguro que un Dios justo aprueba los avances tecnológicos que contribuyen a que las familias sean planeadas, más unidas y sanas. Cada cosa tiene su importancia y no todo se excluye mutuamente.

  6. >@Juan CarlosPienso que la discusión sobre la existencia de Dios es necesaria en un país en donde poco se ha hecho y en donde existen dificultades para hacerlo, llámese indiferencia, intolerancia o falta de costumbre. Eso sí, nadie debería sentirse obligado a participar en el debate, por tratarse, como ud dice, de un tema "personal e intransferible". Pero, por la misma razón, los razonamientos provenientes de la creencia en un dios deberían permanecer detrás de puertas, sobre todo en lo que tiene que ver con asuntos de interés público, como las leyes y la política.Estoy de acuerdo con su última frase "Cada cosa tiene su importancia y no todo se excluye mutuamente". Por eso creo que en los colegios (al menos en los públicos o los que se hacen llamar laicos) las clases de catequsis deberían ser reemplazadas por unas de historia de las religiones.

  7. >@Waldo UrregoYo sí creo que existe una mayor violencia histórica ligada al cristianismo. Esta pequeña lista lo corrobora: http://www.scribd.com/doc/123706/Crimenes-del-cristianismo . Claro, el ateísmo ha hecho lo propio a través de regímenes comunistas como el de Stalin. Así que no me atrevería a sacar una conclusión generalizada. Igual, poco importan los números en este punto. Y veo que, para variar, no me ha entendido nada: No considero en absoluto conveniente extirpar las nociones de religiosidad, religión, espiritualidad, etc. Tengo muy claro lo que significa cada una y no menosprecio su importancia. Si ud. leyera mi blog un poco más allá de lo que le permite su ceguera cristiana, habría notado, por ejemplo, el fragmento que defiende la importancia de conocer "la influencia del islam en el arte occidental, del catolicismo en el pensamiento moderno y del budismo en algunas ramas de la filosofía", y de estudiar "las distintas religiones como quien estudia las batallas que libró Colombia para alcanzar su independencia: una suma de hechos que ya pasaron pero que portan una inconmensurable importancia histórica." Extraído de la entrada "Creo" (23/01/10) El progreso no está necesariamente ligado a la supresión de las creencias religiosas. Pero un claro retroceso sí se desprende de la ignorancia de algunos creyentes poderosos. ¿Un ejemplo? El procurador Ordóñez diciendo que la píldora del día después es abortiva, cuando toda la literatura médica ya ha demostrado que no es así. ¿Otro? El Papa diciéndoles a los africanos que no usen condón porque contribuye a regar más el sida. ¿Cómo se puede afirmar semejante torpeza? Nunca he dicho que el que cree en dios disminuye su capacidad de pensar. Me parece, sin embargo, que muchos creen en dios (y en otros entes inexistentes) porque no quieren pensar. Lo que sí he dicho es que conozco a varios creyentes pensantes a quienes respeto… Usted no es uno de ellos: sus comentarios demuestran una enorme intransigencia, sobre todo cuando elije comprender lo que lee a partir de sus endebles creencias y prejuicios. Así ha sido desde el principio y sospecho que así seguirá… ¿A qué me refiero? A cosas como éstas:Cuando dije, "Con Uribe los sistemas policivos y de control han aumentado más que nunca (…)” le estoy respondiendo a: "los países "menos religiosos" tienen una capacidad superior para instruir a sus poblaciones (…)” Colombia es un país religioso, pero también maneja un sistema policivo que atenta contra la libertad individual. Por lo tanto, su argumento no funciona.Cuando dije "Estados Unidos no es un país ateo en absoluto (…) pero es la cuna y origen práctico del sistema capitalista, es decir, del materialismo, el consumismo y el individualismo" le estoy respondiendo a: "El consumismo, el materialismo y el individualismo son problemas ligados a la ausencia de creencias en algo más allá". Su razonamiento es falso, pues Estados Unidos (y Colombia también) está lleno de creyentes, materialistas, consumistas e individualistas, y de personas que son todas las anteriores. No lo digo como algo necesariamente negativo: al fin y al cabo somos un país occidental.A usted parece funcionarle muy bien poner todos los argumentos en el mismo saco y decir "No" acusándome ―por segunda vez― de fundamentalismo. Estoy pensando que voy a tener que censurar sus cobardes ataques personales con base en la lista de diez mandamientos que expuse el comentario pasado xD. Porque además perdemos mucho tiempo si tengo que explicarle cada una de mis respuestas…

  8. >El asunto del suicidio será una "chorrada" para ud. Para estos tres autores no lo es tanto:"Existe un derecho por el cual podemos privar a un hombre de su vida, pero no existe ninguno con el que lo podamos privar de su muerte" Nietzsche. "El derecho a escoger el tiempo y la manera de la propia muerte, debería ser inexpugnable; el derecho a morir es la más grande de las libertades humanas" Chesser. "No hay nada en el mundo sobre lo que cada hombre tenga título más inexpugnable que su propia vida o persona" Schopenhauer. El asunto es discutible. De hecho, debería discutirse… pero decir simplemente que es una "chorrada" y no profundizar más me parece el colmo de la mediocridad. Mire este artículo tan interesante que encontré al respecto: http://www.antipsychiatry.org/sp-suici.htmLa explicación sobre por qué no creo en deidades está entre líneas en mis dos primeros comentarios, en éste y en varios textos de mi blog. Por una vez, haga un esfuerzo y LEA.Por último, me extrañó que le molestara el decálogo que diseñé con tanto esmero para usted. Quería que se sintiera como en su casa, pues está inspirado en los diez mandamientos. Pero tiene razón en molestarse, los diez mandamientos son una lista arbitraria y carente de toda lógica… y cualquier autoridad absoluta (como la que yo estoy ejerciendo con mi decálogo o como la del dios de los cristianos) es totalmente irracional y no tiene razón de ser. Pero así va a seguir y, aclaro otra vez, únicamente para con usted… así que le sugiero se atenga a mis diez mandamientos si no quiere que la ira del cielo caiga sobre su cabeza :)Si le parecen excesivos, no dude en retirarse.

  9. Walgo Urrego dice:

    >Reconozco que en mi primer comentario comencé con un tono un tanto agresivo. Sin embargo dándome cuenta de este error, en mis intervenciones subsiguientes poco a poco fui tratando de moderar el tono, hasta hacerlo completamente respetuoso. Al contrario, está visto que usted dice cosas relativamente inteligentes en medio de menosprecios y pequeñas burlas a lo que yo he dicho. Le sugerí que abriera la posibilidad de comentarios libres y no lo hizo, esto también desanima mucho a seguir su blog. Lo mismo me invita a salir de la discusión, que, por fuera de sus agravios, estaba siendo enriquecedora. Le agradezco en todo caso este intercambio de puntos de vista. Cuando usted esté dispuesto a ser tolerante con los demás y ver las verdades de los otros tan valiosas, fundamentadas e inteligentes como lo son las suyas, me encantaría volver a intercambiar puntos de vista. Ojala tenga la amabilidad de publicar este último comentario.Hasta una nueva oportunidad.Waldo Urrego.

  10. Waldo Urrego dice:

    >A! olvide decir que todos sus comentarios de defensa contra mis argumentos tergiversan lo que yo digo claramente. Es así que no quiero ponerme en el papel de responderle: “`NO, lo que yo dije fue…" porque se volvería larguísimo y tedioso. Todo ya estuvo muy claro como lo escribí. Que usted tenga que chapucear, citando fragmentos de frases mías a su acomodo (y no las frases enteras) para decir que tal cosa o tal otra no son ciertas, pues no se qué sentido tiene. Ud. dice:“No creo en deidad ninguna y tengo mis razones para ello.“ Sobre las razones que le he pedido varias veces, como se va por las ramas y no hace sino decirme que yo soy un cristiano bruto, pues concluyo que ud. no tiene ninguna razón en realidad. Más bien lo que usted tiene son emocionalidades irracionales contra Cristo, Dios y los cristianos, etc. Cosa que no tiene nada de malo, todos tenemos gustos, emociones y derecho a expresar eso. Pero su problema es creer que por sí mismas tales expresiones emocionales equivalen a argumentos razonados. Hasta nunca.

  11. Anonymous dice:

    >Similar a lo que escribe Estanislao Zuleta en 1974: "el blasfemo sigue siendo religioso, porque para pegarle una puñalada a una hostia hay que ser tan religioso como para tragársela". Que coincidencia!!

  12. Paula dice:

    >Yo lo que pienso es que tu eres monotematico, aburrido y haces que uno pierda todo el interes en este tipo de temas. Creo, Nicolas, que Mariana escribio una columna pensando en ti en AL y si no es para ti logra dibujarte a la perfeccion, mejor de lo pensado. Tu no eres autoridad de nada y tus opiniones no dicen nada, yo busco tu nombre en wikipedia y no sale, yo busco tus estudios en google y no salen y tu dele que dele con el mismo sonsonete, es que no sabes de alguna otra cosa? Que pereza tu Nicolas, estas igual que hace 120 meses y sigues aburriendo.

  13. Juan Carlos dice:

    >Las clases de catequesis son tan importantes como las de historia de las religiones para las personas creyentes. Una no debe reemplazar a la otra, ambas deberían existir para quienes quieren instruirse no solo en las historia sino en los orígenes internos de sus propias creencias. Son los padres los que deberían tener la facultad de elegir si sus hijos verán clases de catequesis o no pero no hay porqué retirarlas del todo de la educación.

  14. >Colombia esta jodida porque nadie puede hablar de nada sin que le caigan encima con amenzas la gente no habla porque tiene miedo. para mi es admirable que alguien se atrevaa a decir que es ateo en el pais del sagrado corazon. pais de retrogrados ignorantes.

  15. Anonymous dice:

    >yo lo que no entiendo es qué quieres lograr con lo que dices. no está mal lo que escribes pero nada va a cambiar.

  16. >@Walgo UrregoNo sé cómo entiende usted la expresión “completamente respetuoso”. Evidentemente, la entendemos diferente; pero no le demos más vueltas al asunto.Si ud. sólo ve emocionalidad en mis argumentos es porque debe ser, como ud. mismo lo dice (porque fue ud. quien lo dijo) un cristiano bruto. Pero yo no lo creo tanto, pues detrás de su cizaña y sensibilidad extrema parecería haber un cerebro pensante. Lo desafortunado es que su pésima comprensión de lectura y sus quejas infantiles están haciendo quedar mal a muchos cristianos realmente inteligentes.Igual, no me extraña que se retire haciéndose la víctima con un nuevo berrinche. Me lo esperaba un poco: quien abre insultando con cobardía, generalmente cierra huyendo con cobardía. Está claro que ud y yo comenzamos con el pie izquierdo y por eso creo que es mejor que esta discusión se termine. Borrón y cuenta nueva, como dicen. Si decide volver, sepa que sus comentarios, en tanto demuestren un mínimo de respeto, serán bien recibidos.Hasta una nueva ocasión o hasta nunca, como prefiera.@PaulaEste blog, ¿monotemático? La universidad, la campaña “Colombia es pasión”, el 16 PF y los psicólogos, la arrogancia de los franceses, el problema del sida, el periodismo de El Espectador, Queens of the Stone Age, la mujer en Colombia, dios y la religión, son algunos de los temas que se abordan aquí. Paula, ud está viendo sólo lo que quiere ver.Decir que hay que ser un personaje de la academia o aparecer en Wikipedia para expresar los puntos de vista propios es una afirmación pretenciosa que parte de un serio prejuicio: que hay que ser un intelectual reconocido para tener derecho opinar. Afirmando esto, desprecia los textos de muchos columnistas de excelente calidad en Internet ―por ejemplo, algunos de los que escriben en AL―. Así que, estimada Paula, si va a criticar mi blog, la invito a que se sirva de razones de más peso que su percepción evidentemente sesgada de lo que escribo y su delirio de intelectual exigente.

  17. >@Juan CarlosLas clases de catequesis son, como usted dice, responsabilidad de los padres y, por eso mismo, deberían permanecer en la casa. Si realmente estamos en un Estado laico, su lugar no es la educación pública. En el caso de la educación privada, no se puede pretender que sean excluidas totalmente, sobre todo si se trata de un colegio religioso. Pero en ese caso, creo yo, deberían ser opcionales y siempre venir acompañadas del estudio de la historia de las religiones. @Anónimo (6.3.10)No quiero lograr nada en particular con lo que escribo. Quiero, sobre todo, decir lo que pienso.AVISO: A PARTIR DE HOY, LOS COMENTARIOS CON ATAQUES PERSONALES NO SERÁN PUBLICADOS. SI NO ESTÁ DE ACUERDO CON LO QUE LEE O TIENE ALGO QUE DECIR, HAGA UN ESFUERZO Y ARGUMÉNTESE.

  18. Anonymous dice:

    >Entonces según usted los ricos que tienen como pagarse un colegio privado tienen derecho a la educación religiosa y los pobres de colegio público no. Qué propuesta tan bien pensada! Se nota que es un ateo inteligente.

  19. >Todo lo contrario: la verdadera educación religiosa (historia de las religiones) debería ser para todo el mundo: colegios públicos y privados.La clase de catequesis (doctrina de la fe), que es, a mi parecer, innecesaria, como no se puede extirpar totalmente del ámbito privado, al menos debería ser opcional.

  20. >Respecto a lo que dice Anónimo "el blasfemo sigue siendo religioso, porque para pegarle una puñalada a una hostia hay que ser tan religioso como para tragársela"para alguien inteligente es obvio que es mucho mejor apuñalar una hostia que tragársela entera. y más de la mitad de este pais de ignorantes traga entero

  21. Anonymous dice:

    >Es correcto, la otra mitad apuñala. Esa es la peor mitad.

  22. Albert dice:

    >"Una velada en que todos los presentes estén absolutamente de acuerdo es una velada perdida"Albert Einstein

  23. >que cristiano más estúpido, como todos. "la otra mitad apuñala. Esa es la peor mitad." Rata moralista chupavergas ud debe ser de los que violan niños y profesan fe. Tragar entero eds el peor problema de este país de imbéciles como usted bien lo demuestra con sus citas mediocres. Criticar la religion es necesario solo una sociedad podrida y hundida en la ignorancia dejaria de hacerlo.

  24. Nicolás, par de comentarios:

    Primero, así como trata distintos temas, me parece un error ubicar a sus lectores en De acuerdo / En desacuerdo o Detractores. Yo apoyo todo lo que ha escrito sobre la podredumbre de la superstición organizada (eso que llaman religión) pero ciertamente estamos en desacuerdo sobre el conflicto colombiano, el terrorismo (que por cierto, el otro día vi una noticia de antes del 2001 que se refería a ‘terroristas’, pero eso es de otra discusión…), la guerra y la paz. Se lo digo de blogger a blogger: tengo un lector que está de acuerdo conmigo en lo del ateísmo, pero desea que sea aprobada la cadena perpetua propuesta por la horripilante senadora Gilma Jiménez.

    Segundo, considerándome en desacuerdo con usted en ese tema del conflicto, no considero que haya presentado mis contraargumentos de manera desorganizada y ciertamente no creo ser intransigente en el tema: simplemente soy tan radical en mi forma de pensar como usted en la suya (algo que considero valioso y merece mi respeto).

    Así, voy a tratar de sintetizar el tema:

    + La guerrilla es un cartel de la droga, cuya existencia gira exclusivamente alrededor de mantener ese negocio (que lo será mientras haya prohibición), protegido por sus milicianos a quienes tienen en las peores de las condiciones.

    + El Estado tiene la obligación constitucional de defender a la población civil y para esto se encuentra facultado para utilizar a las FFAA.

    + Los diálogos en el país nunca han servido (ni siquiera con el M-19, que 15 meses después de los Acuerdos de Corinto se tomaron el Palacio de Justicia, con sus consabidos resultados) y de hecho en su desarrollo se han violado los más básicos preceptos estatales (por ejemplo, la zona de distensión es abdicar en la soberanía y regalar una porción del territorio, lo que constituye el delito de traición a la patria; otro ejemplo es el de renunciar a la obligación del Estado de administrar justicia, porque no es muy justo que un paramilitar pague 8 años de prisión y un ladrón pague 15).

    + Hay, además, un elemento que no me queda claro en los planteamientos pacifistas cuando dicen que están cansados de las armas y de la violencia y el derramamiento de sangre (como yo también lo estoy): ¿qué se supone que hay que hacer, que el Estado baje las armas, desmonte sus FFAA y deje a la población civil a la merced de la guerrilla, los paramilitares y demás? ¿qué es lo que tienen en mente cuando se rasgan las vestiduras por la muerte de un líder guerrillero (que esto no espero que me lo responda, a no ser que lo sepa, pues hasta donde sé, usted no califica en ese tipo de extremismo pacifista)?

    Si no es mucho atareo, creo que he sabido exponer estos planteamientos con todo el desarrollo de su argumentación en dos artículos, que dejo a su consideración (y en los que, si acepta mi invitación, esperaré con ansias sus comentarios): http://bit.ly/noEuCf , http://bit.ly/vixysn

    Este último es un comentario sobre el último intento de argumento de algunos para justificar su tristeza con la muerte de Alfonso Cano: http://bit.ly/twPh2N

    Un saludo, y como siempre, muy interesante leerlo,

    -D

    • David, para comenzar aclaro:
      Este artículo, “Contradígame”, lo escribí en febrero de 2010, en una época en que mis menos abundantes lectores que ahora no se preocupaban por presentar sus puntos de vista de manera argumentada. El artículo es una especie de “reto” a esos personajes que, en ese entonces, no se salían del terreno de la injuria.
      Le doy la razón en lo siguiente: Ud. ―y otros muchos lectores, ya en este punto― han sabido exponer sus puntos de vista de manera clara, organizada y alejada de la intransigencia. Pero este artículo se ajusta a las particularidades de su momento, que son muy diferentes a las de ahora. Por eso no lo he borrado: porque muestra una evolución en el blog, y eso me gusta.
      También lo dejo porque, irónicamente, refleja una cierta intransigencia menor en mí mismo, al intentar clasificar a mis lectores en De acuerdo-En desacuerdo. Nada es tan blanco y negro, pero me divierte ver que en ese entonces yo lo veía así.
      En cuanto al tema del conflicto, tomaré sus puntos uno por uno:
      x Estoy de acuerdo en que la guerrilla es un cartel de la droga. También pienso, como ud lo mencionó en algún otro comentario, que no son un movimiento de izquierda. De hecho, no creo que sean ni de derecha ni de centro tampoco, porque lo que hacen no tiene ningún valor político. Son, si se me permite la expresión, unos hijueputas criminales por todos los flancos.
      x En un mundo ideal, el Estado debería tener la obligación de defender a la población civil y para esto se encuentra facultado en utilizar las FFAA. Pero también pienso que defender a capa y espada esa obligación y consecuente derecho puede darse para desconocer que tanto el Estado como las FFAA han sido fuente de zozobra y crimen en muchísimos momentos y lugares del país. Su argumento me molesta porque me parece simplista: por un lado, se presta para legitimar los actos de sevicia de las FFAA y el Estado (Mapiripán, falsos positivos, etc.), y por el otro, aborda el tema como si el único punto de origen del conflicto fueran las FARC y con eliminarlas se solucionara todo. Si llegasen a eliminarlas (no creo que lo logren), creo que nada cambiaría. La violencia simplemente se transformaría, como ocurrió con la “desaparición” de los paras y la consecuente aparición de las bacrim.
      x Los diálogos nunca han servido, es cierto, y no creo que sirvan nunca tampoco. En este punto mi visión es bastante escéptica y pesimista. Y sinceramente, no se me ocurre una contrapropuesta.
      x Creo que la violencia cansa a cualquiera que no sea un criminal y que no obtenga lucro económico de la misma. Sin embargo, la paz no consiste en que las partes bajen las armas y se abracen y se pidan perdón (eso nunca va a pasar, ni siquiera con la impresionante labor de los movimientos neo-hippies que cantan canciones de amor y toman yagé para sentirse “en paz” con el mundo). La paz es, simple y llanamente, la ausencia de guerra. Y la guerra se origina, sobre todo, en la desigualdad económica y en la falta de educación (esa es otra discusión). El punto es que el pacifismo extremista es irreal y bastante insoportable en sus planteamientos, casi tanto como el guerrerismo radical que esboza Uribe.
      Eso tengo para decir por el momento; más tarde leeré y comentaré los artículos que me propone. Como siempre, un placer discutir con ud. Ahora salgo a jugar básquet.
      Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Books & Reading Blogs - BlogCatalog Blog Directory